lunes, 17 de junio de 2013

El verbo leer no soporta el imperativo


Hoy queremos hacernos eco de un artículo, que ya tiene más de un año de vida, pero con el que estoy totalmente de acuerdo. A veces, en nuestro afán para que los niños y niñas se aficionen a la lectura, conseguimos el efecto contrario. Quizás no toda la culpa sea de las consolas y la televisión.

"No «hay que leer». Ya lo decía el escritor francés y profesor de literatura Daniel Pennac en el ensayo «Como una novela» con el que lleva abriendo la mente a muchos padres y educadores desde hace 20 años: el verbo leer, como el amar o el soñar, «no soporta el imperativo». Leer es un derecho, no un deber. Es inútil obligar a leer y además resulta contraproducente porque no se transmite una afición por la fuerza."
El artículo completo lo podéis leer en Errores de padres en su afán por que sus hijos lean

Los diez derechos del lector

No hay comentarios: