sábado, 13 de noviembre de 2010

Leo es un niño muy ocupado. Tiene muchas cosas por hacer y quiere hacerlo todo, pero no le da tiempo. Piensa que si tuviese a su lado a otro como él, todo sería más fácil y podría hacer todas las cosas pendientes.

Y surge un nuevo Leo. Ya son dos Leos, y ni aún así llegan a hacerlo todo. Cada vez tienen menos tiempo y más cosas por hacer. Se acumula el trabajo y ni tres, ni cuatro, ni diez Leos solucionarán el problema. Al contrario, cada vez sentirán que la situación es peor.

- No hay tiempo que perder- grita uno de los Leos.

¿Cómo lo solucionarán? A veces conviene parar y descansar para retomar el control de nuestro tiempo. Soñar debe estar en la lista de todo niño y de todo adulto.

En el blog La tormenta en un vaso podéis leer una reseña sobre este interesante cuento de Peter H. Reynolds, autor de otros títulos como El punto y Casi. Tiene unas ilustraciones de trazo sencillo, coloreadas con acuarelas.

Este cuento lo tenemos en la biblioteca, listo para que lo disfrutes en casa. 

No hay comentarios: